Ahora sé que la felicidad puede ocurrir en cualquier momento y que no se debe persegir

Jorge Luis Borges