El camino más corto para llegar a la riqueza es despreciarla

Lucio Anneo Séneca