El dinero es un buen sirviente, pero un mal amo

H. C. Bohn