El pobre no es el que tiene poco, sino el que desea más

Lucio Anneo Séneca