La felicidad es más intensa cuanto menos extensa

Robert Frost