La gente más feliz parece ser la que no tiene motivo especial para ser feliz, pero lo es.

William Ralph Inge