Si el hombre no quisiese otra cosa que ser feliz, lo lograría con facilidad. Pero quiere ser más feliz que los demás, y esto es ya muy difícil porque cree que los demás son más felices de lo que realmente son.

Charles de Secondat Barón de Montesquieu